Congresistas de los EEUU se reúnen con varias organizaciones de la sociedad civil en Honduras



Por Julián Arturo


Los días 19,21,22 y 23 de marzo de 2022, Witness for Peace Solidarity Collective en colaboración con SOA Watch, CISPES, y otras organizaciones promovieron los encuentros entre los (as) congresistas Ilhan Omar, Cori Bush, Jamal Bowman y Jesús “Chuy” García con diferentes organizaciones sociales hondureñas, destacadas por su labor en defensa de los DD.HH. y por la defensa de la tierra y el territorio en aras de la justicia social.


A continuación, presentamos un breve resumen de los encuentros ocurridos durante esos días:


Reunión con Berta Oliva de COFADEH


El 19 de marzo, los (as) delegados (as) se reunieron con Berta Oliva, directora del Comité de Familiares Desaparecidos y Detenidos en Honduras (COFADEH).


Berta sostiene que COFADEH no sólo viene haciendo un gran trabajo por las personas desaparecidas y víctimas de violaciones de DDHH, sino que además, también quiere reconstruir la memoria histórica del país, en esta línea, desde la oficina de Política exterior de la congresista Omar se propone presionar al Departamento de Estado para desclasificar aquellos archivos que puedan ayudar a llenar aquellos vacíos históricos que existen, ante la imposibilidad de obtener información en Honduras sobre las personas desaparecidas por razones políticas.


Reunión con la dirección y las bases sociales del COPINH en La Esperanza, Intibucá

El 21 de marzo los (as) congresistas se reunieron con las lideresas Berta Zúñiga, Camilo Bermúdez y Laura Zúñiga y demás bases populares del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e indígenas de Honduras (COPINH). Durante la reunión, los (as) congresistas preguntaron sobre las necesidades reales del pueblo hondureño de obtener energía, ante lo cual, Bertha Zúñiga respondió:

“A pesar de que se necesita energía en el país, no obstante, no se puede obviar la consulta previa para preguntarles a estos pueblos si quieren que un determinado proyecto entre a su territorio. En este sentido, las comunidades buscan diferentes modelos no mercantiles para abastecer las necesidades energéticas de la gente”.

En esta línea, resaltó que muchos proyectos de esta envergadura se diseñan para defraudar al Estado, es decir, no se hace producir al 100% las infraestructuras creadas con el fin de que se abran más proyectos y el Estado incurra en más gastos.


Por último, declaró que


“Detrás del proyecto Agua Zarca, están importantes bancos de carácter nacional e internacional, como lo son FICOHSA y BCIE, los cuales, se los debe vincular al caso de Berta Cáceres como parte del proceso”.

Por su parte, Laura Zúñiga declaró que,


“con la condena de los militares y David Castillo, se rompió la cadena de impunidad habitual en los casos de asesinatos a líderes sociales. Por primera vez, se condenó a un alto directivo de una empresa (DEESA)”.

Para finalizar, Camilo Bermúdez compartió las intenciones estratégicas sobre el litigio por la causa de Berta Cáceres:


“Ahora se busca condenar a los autores intelectuales del crimen, además, también se busca responsabilizar a los bancos que influyeron en la financiación del proyecto en Río Blanco (FMO, holandés)”.

Complementariamente, Berta Zúñiga apuntó que:


“Es lamentable que los grandes bancos hayan terciarizado la ayuda al controvertido proyecto a otros bancos más pequeños, para librarse de responsabilidades”.

Por otra parte, los congresistas respondieron ante las dudas -por parte del COPINH- acerca de las implicaciones del Plan Biden para la ayuda en Centroamérica que, este plan contiene el mismo paquete de reformas que los dimanados de gobiernos anteriores.


Así las cosas, el objetivo de esta delegación de congresistas es pedir una audiencia con la vicepresidenta para hablar sobre los testimonios que han escuchado durante la gira e intentar re agendar un plan para Centroamérica.


Reunión con Miriam Miranda y bases de OFRANEH en San Juan, Tela


El 22 de marzo los (as) congresistas se reunieron con la lideresa Miriam Miranda y demás bases de la Organización Fraternal Negra Hondureña (OFRANEH), para hablar sobre el financiamiento militar de los EEUU en la lucha contra las drogas y las implicaciones que dicho apoyo trae a las comunidades Garífunas e indígenas en el norte de Honduras.


En este sentido, Miriam Miranda adujo:


“El gobierno de EE.UU. financia a las fuerzas armadas para la lucha contra el narcotráfico, sepan ustedes que en Honduras hay pueblos que están a punto de desaparecer por la política de lucha contra las drogas que entra a sangre y fuego y patrocina el expolio del territorio de las comunidades negras de honduras”.

En tal sentido, se trajo a colación ejemplos del mal uso de la política antidrogas lo que sucede en La Mosquitia, siendo este territorio objeto de expolio mediante la intimidación. Ahí, el 11 de mayo de 2013 miembros de la Fuerza Pública y agentes de la DEA asesinaron a cuatro miembros de la comunidad Misquitos, excusándose en que la embarcación tenía drogas, pero en realidad, iban señoras embarazadas con sus bebes.


Ante los testimonios, la congresista Ilham Omar se comprometió en nombre de la delegación a denunciar lo que pasa en el territorio en plenaria del congreso, promoviendo leyes por la justicia social.