¿Podría el juicio por del asesinato de Tomás García ser otro caso de impunidad en Honduras?


Una entrevista con Berta Cáceres de COPINH


Por Bryan Rogers y Gloria Jiménez
En julio de 2013, el líder Lenca, Tomás García, que estaba desarmado, fue asesinado por un soldado militar hondureño en las puertas principales de la represa hidroeléctrica Agua Zarca en una protesta de las indígenas Lenca que será construida en sus tierras ancestrales . Hay tres oficiales militares hondureños claves involucrados que tienen vínculos directos a los Estados Unidos de entrenamiento militar.

El juicio se realizó en La Esperanza , Intibucá, Honduras y en el último día de la audiencia, el 8 de diciembre de 2015, Berta Cáceres del COPINH (Consejo Nacional de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras ) habló con Acción Permanente por la Paz fuera del palacio de justicia.

¿Qué piensa hacer el COPINH si este crimen queda en impunidad?

Honduras con el sistema de supuesta justicia que opera es bastante probable. En los pueblos indígenas hay más de 100 asesinatos de líderes, mujeres y hombres, líderes indígenas, en impunidad, desde hace años involucrada gente de poder y todos en defensa de su territorio, cultura, espiritualidad, en defensa de bienes comunes de la naturaleza. Y el caso de Tomás García y Alan puede quedar con esa misma desgracia en que hemos estado que es producto de todo la marginalización en un sistema totalmente injusto. Nosotros vamos a seguir todos los procedimientos posibles al nivel nacional e internacional, y vamos a continuar con la lucha que es lo que también va a dignificar a Tomás García que ofrendó su vida y también a Alan porque ha sido un muchacho que a pesar de su corta edad, diez y seis años cuando ocurría el hecho, ha sido muy fuerte, ha sido un ejemplo en la inspiración de verdad que ha sido una inspiración y hemos visto que no sólo allá en Río Blanco sino en todo el proceso.

Y es de construir más movilización, más capacidad de incidir para cambiar la cultura jurídica de este país que no respecta para nada los derechos de los pueblos indígenas, a pesar que tiene convenios ratificados como el 169 o la declaración de la ONU sobre pueblos indígenas y otros instrumentos. Entonces, eso es una manera también de seguir…que tenemos varios caminos todo en búsqueda de la justicia y respecto a los derechos de los pueblos indígenas, y construir también la solidaridad porque es muy importante estés gobiernos déspotas, este sistema judicial déspota, un opresor lleno de injusticia– irónicamente, tiene que sentir la presión y la observación internacional, el juicio de la comunidad nacional e internacional que no va a hacer en un tribunal, tal vez, o tal vez sí, pero tiene que haber un proceso que realmente haga, o trata de cambiar esta situación de…como siempre decimos del reino de impunidad que vivimos en Honduras.

¿Y que sería una sentencia justa en este caso?

Cárcel para el asesino de Tomás y también que le aplica justicia como debe ser en todo el peso de la ley por el intento de asesinato al compañero Alan García porque está clarísimo que él quería a matarlo. Los Peritos en balística y los médicos forenses dejaron claro eso y dejaron claro que Tomás – que es algo que un [argumento] que ha tratado de usar – que Tomás no intentó agredir al militar, y que por eso, que él hizo defensa propia, eso es completamente falso. Entonces, se quedó demostrada la inocencia, de alguna manera tenemos que decirlo porque como eso ha sido una campaña fuerte del pueblo Lenca porque lo han querido poner como agresor.


¿Y qué es la situación actual en Río Blanco?

Muy grave. Muy grave. Se puede inclusive ir a repetir estos hechos, incluso de lo manera tal vez más grave.  Ha regresado DESA con toda su machinaría. La comunidad se estaba movilizando casi a diario. Las amenazas son mayores, usted tiene comandas especiales que incluso entrenado y financiado directamente de los Estados Unidos como son estos Tigres, o la Policía Militar que es una estructura paramilitar ilegal, inconstitucional. Y hemos visto la arrogancia, las amenazas, disparos al aire constantemente con sus armas, lo mismo que hicieron estos cuando estaba en 2013 y lo mismo lo están reproduciendo incluso de una manera más agresiva, promoviendo mucho odio. El alcalde de San Franscio de Ojuera y esa corporación ha expresado públicamente insultos racistas, lleno de desprecio, lleno de misoginia, de insultos machistas, con cargas de ofensas sexuales a nosotras por ser mujeres. Amenazas directas a la vida como lo tuvimos ese día la semana pasada…cosas tan ilógicas que no tengan en otras partes del mundo, el alcalde mandando a romper una carretera para impedir el paso de la movilización del COPINH. Es algo inaceptable. Algo despreciable, irracional, pero aquí se permiten en este país. Se permiten. Se mira bien desde esos órganos de poder y medios masivos de la dominación, verdad. Ha sido terrible el insulto, el desprecio. Yo he visto muchas situaciones de discriminación, de racismo.

Y esta lo que vimos ayer, ha sido una de las más fuertes que yo he visto, que he presenciado. La situación en Río Blanco es que la empresa DESA alega que está fuera en Intibucá — el territorio Lenca como le hemos dicho no tiene límites, ni departamentales, ni de países, y ellos son límites que impusieron la colonización,  la dominación. Además el territorio Lenca ocupó la mayoría de este país que después le impusieron un nombre que es ‘Honduras.’ Y Santa Bárbara históricamente fue ocupada por el pueblo Lenca. Y el Río Gualcarque no son dos, es uno sólo. Y es sobre el mismo Río Gualcarque que la empresa DESA pretende nuevamente hacer este mismo proyecto Agua Zarca, con el mismo financiamiento del FMO aquí. Y condenamos y responsabilizamos también del asesinato del compañero Tomás porque estaba involucrado en toda. La impunidad e incluso el racismo. El FMO, el banco Holandés y el FINFUN de Finlandia, ambos bancos con acciones mayoritarias de sus gobiernos, de los gobiernos de los países.

Es una cosa que vivimos en una época peor que hace quinientos años. La imposición de una dictadura transnacional de la más violenta y feroz que hemos visto. Y antes eso nos tocan luchar en un contexto realmente adverso, como hemos visto aquí pero la lucha en Río Blanco se está potenciando, y la lucha en Río Blanco no sólo es de movilización territorial, de movilización contestataria de construcciones organizativas sino que también es comunicacional, de solidaridad, es nacional, es jurídica. Hacemos una lucha jurídica, aprovechando todo la ventanas que puedan y con compañeros que tienen mucha integridad como los que nos han acompañado en este juicio buscando justicia por Tomás y Alan.

¿Finalmente, cuál es el llamado para la comunidad internacional?

Bueno, a reactivar todos esos mecanismos: la movilización, la observación, incluso acciones en los países, en las embajadas de Honduras; activar todos los medios posibles de sus capacidades que tengan: sea de difusión, sea de hacer incidencias, lo que sea, hacer llamadas, escribir cartas a este tribunal antes del jueves sería muy importante, eso es de inmediato, y aportar a lucha que realizan en Río Blanco y el COPINH en general.

¿Quiere hacer algún otro comentario?

Que creemos mucho en la solidaridad y en la esperanza a pesar de lo doloroso que son estos procesos, porque solo pensar en cómo el compañero Tómas que no está aquí, y la falta que nos hace, no sólo a su familia, a sus hijos y hijas, sino que al COPINH a pesar de todo sucedimos, creyendo en la esperanza– en la lucha de los pueblos.

The future of our Colombia Program depends on your financial support. Become a Patron and help sustain our work on the ground.

WFP Solidarity Collective

P.O. Box 17262

Minneapolis, MN  55417-9998

(for donations, make checks payable to WFP Midwest)

  • YouTube
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

Want to learn more? Sign up for our mailing list