Congresistas de los Estados Unidos se reunieron con la presidenta Xiomara Castro de Honduras


Congresistas de Estados Unidos hablan con Xiomara Castro

Por Julián Arturo


El pasado 19 de marzo de 2022, Witness for Peace Solidarity Collective en colaboración con SOA Watch, CISPES, y otras organizaciones coordinaron el encuentro entre los (as) congresistas Ilhan Omar, Cori Bush, Jamal Bowman y Jesús “Chuy” García y el nuevo gobierno ejecutivo y legislativo de Honduras. El objetivo de la delegación era observar las causas estructurales que llevan al éxodo masivo de hondureños (as) al país del norte.


A continuación, presentamos un breve resumen de las discusiones llevadas a cabo durante los espacios mencionados:


Reunión con la presidenta Xiomara Castro y su gabinete de gobierno


La congresista Ilhan Omar saluda a miembros del gabinete de Honduras


El 19 de marzo tuvo lugar el encuentro entre la primera mujer presidenta de Honduras –incluido su gabinete de ministros (as)- y los congresistas estadounidenses. En dicha reunión, la presidenta Castro agradeció por todas las voces que desde el exterior denunciaron las irregularidades de los gobiernos que siguieron tras el golpe de Estado de 2009.


Del mismo modo declaró


“Es hora de dar por pasado el golpe de estado y pasar hoja de lo que fue la dictadura. Hoy estamos en una nueva etapa, pero la transición de la dictadura a la democracia no es fácil, porque los cambios demoran”.

Así mismo, también hizo hincapié en los retos que tiene el presente gobierno ante la coyuntura del país:


“El primer reto es derogar las leyes que echaron para atrás el estado de derecho y, luego, recomponer el Estado de derecho”.

En ese sentido, la presidenta explicó que existe una estrategia para reconstruir el Estado de derecho mancomunadamente con el congreso de la república:


“Tenemos un acuerdo con el congreso para que derogue las leyes que destruyeron el Estado, como ya lo hicieron con la ley de secretos, que impedían ver en qué se gasta la plata”.


Así mismo, la ministra de DDHH Natalie Roque, aseguró que también se busca resarcir los efectos del golpe de Estado, mediante la promulgación de la ley de amnistía para efectos de liberar de cargas jurídicas a perseguidos políticos, siendo esta la oportunidad de que ex miembros del gobierno de Manuel Zelaya y un sinfín de líderes (as) sociales puedan retomar sus vidas. Además, también llamó a EEUU a asumir la corresponsabilidad con la situación política del país:


“En 2017 se impuso una dictadura con la felicitación del Departamento de Estado a Juan Orlando Hernández, por lo cual, existe una corresponsabilidad del gobierno de EEUU por la situación del país”.

Por otra parte, la presidenta se mostró muy preocupada por la situación financiera del país, argumentando que la causa de la misma se debe a la herencia de los 12 años de gobiernos corruptos que se dedicaron a saquear las arcas del Estado. En este sentido, declaró:


“El gobierno del Partido Nacional nos dejó endeudados, más del 50% del PIB se va en pagar la deuda externa. A nosotros nos toca pagar el derroche de los 12 años anteriores, este mes, pagaron 17 mil millones USD solo en deuda extranjera e interna, lo cual, es una carga tremenda para el gobierno”

Dentro de los planes para mitigar la asfixia económica comentó:


“Nos hemos acercado al gobierno de EE.UU. para pedirle al FMI que nos ayude a reestructurar la deuda para hacer frente a las necesidades del pueblo, así poder invertir dinero en el campo, la educación y la salud”

Del mismo modo, compartió que, desde la administración se pretende hacer unos ajustes estructurales que permitan liberar recursos económicos para la inversión social:



“En el próximo gabinete del gobierno se quiere reducir los 40 ministros a 13 que tenía Manuel Zelaya en 2009. Se busca achicar el presupuesto o gasto público para redirigirlo en mayor impacto para las personas”.

Otro tema que ocupó espacio durante la reunión, fue la situación de la justicia y la lucha contra la corrupción. Al respecto, la presidenta aseveró:


"Estamos en una lucha frontal contra la corrupción. Ya Pidieron a la ONU preinstalar a la CICIH, hace tres días nombraron el enlace que gestionará los términos de la CICIH con el gobierno de Honduras. Queremos con la CICIH establecer un mecanismo para el nombramiento de los magistrados, para que cuando el congreso nombre no haya vicios, e imparta justicia con equidad”.

En cuanto a los conflictos socio ambientales, desde la presidencia se aseguró que:


“Se busca proteger microcuencas y áreas protegidas que ya fueron concedidas. Buscamos sacar a las empresas que ilegalmente están explotando los bienes naturales”.

En esta línea, se resaltó la importancia de la presencia de organizaciones estadounidenses en el monitoreo del caso Beta Cáceres:

“la presión que ejercieron organizaciones de EE.UU. ayudaron a judicializar a los responsables del homicidio”.

Por último, se puso sobre la mesa la cuestión migratoria, reconociendo que los cambios de fondo para mitigar este fenómeno no se lograrán de la noche a la mañana, pero con el apoyo de EEUU se espera buscar soluciones duraderas y de fondo. En esta línea, el gobierno pidió un TPS para los (as) inmigrantes hondureños (as) que viven en ese país y, que han tenido que salir por la violencia, la corrupción, la falta de oportunidades laborales y por los huracanes de 2020 (ETA e IOTA) puedan trabajar y vivir legalmente en el país del norte.