Despues de 11 años de resistencia, trabajadores enfermos siguen esperando una respuesta de EUA